La participación de padres y madres en la enseñanza de los hijos e hijas iniciando el ciclo escolar


Iniciar el año escolar implica nuevos desafíos para la comunidad educativa. Tomando en cuenta el contexto actual el desafío es aún mayor, sin embargo, es la oportunidad para iniciar con buen pie para que los padres, madres e incluso tutores puedan incidir en el buen aprendizaje de sus hijos e hijas.


La participación de los padres y madres en este proceso de enseñanza permitirá alcanzar mejores resultados, es importante recalcar que la participación no se limita a la supervisión eventual de las tareas y plataformas de los estudiantes sino que implica crear las condiciones para que niños y jóvenes logren un buen desempeño académico.


Éstas condiciones van desde la creación de un espacio adecuado en casa para que pueda recibir clases apropiadamente, un lugar tranquilo, sin ruidos e interrupciones propias de las dinámicas domésticas. Además es necesario que se establezcan horarios para levantarse a tiempo, desayunar antes de iniciar las clases y estar presentables, así mismo establecer rutinas en casa y horarios, esto le permitirá ir generando hábitos, estableciendo límites. Que con el paso del tiempo tendremos estudiantes responsables y autónomos, con una estructura de pensamiento que le permitirá obtener buenos resultados no sólo en su vida académica sino también en el ámbito familiar y personal.


Por lo que para poder desarrollar el potencial de los estudiantes es necesario que se establezcan metas realistas, pues no es sólo estudiar una clase, sino establecer objetivos específicos y medibles, es decir, si estudia que establezca qué tema será. De igual manera puede aprovechar los mapas conceptuales, diagramas y cuadros sinópticos para estudiar visualmente

inclusive musicalizar la información puede

generar aprendizaje.


Es importante también, organizar las actividades personales como cursos, deportes e incluso los tiempos de descanso permiten un uso efectivo del tiempo, pues no interfieren en el proceso de aprendizaje, incluso la alimentación es indispensable organizarla para que no se omita sobre todo el desayuno, el mayor estímulo para iniciar bien la jornada escolar


Si hay fomento de responsabilidad desde casa tendremos jóvenes ciudadanos con grandes promesas para nuestro país.


Autor. Lcda. Kayra Garrido