Un nuevo comienzo



Todos hemos tenido que adaptarnos a este nuevo cambio sin previo aviso. Nunca imaginamos que la vida nos daría un giro radical de 360 grados. Las actividades y la vida que acostumbramos a realizar quedaron por un lado. Los saludos cordiales, las reuniones para dialogar uno que otro tema, las convivencias, pasaron a realizarse por medio de una pantalla digital.

Nunca nos imaginamos que extrañaríamos tanto aquellas actividades monótonas, hoy podemos decir cuanta falta nos hacen. Muchas veces es necesario perder algo para poder darle su valor e importancia. Tuvo que suceder una situación como esta para poder valorar la profesión u oficio de personas que nunca se les daba tanta importancia como los médicos, enfermeros, repartidores, abarroteros, agricultores, recolectores de basura y todo aquel servidor público que expone su salud en estos momentos por atender y prestar sus servicios a la sociedad.


También como docente en el área de educación física he tenido varios retos y desafíos para poder transmitir las enseñanzas a los estudiantes. Como docente de la parte motora y cinestésica no estaba acostumbrado a trabajar por medio de interacción digital mucho menos poder dar una clase en línea. Lo mío es la interacción cara a cara, la convivencia presencial y la organización de actividades con muchos alumnos.

Pero llegó el momento de asumir los retos explotar la creatividad buscar nuevas formas de que los estudiantes aprendan y adaptarnos a un nuevo cambio que sin duda servirá de mucho para valorar las aptitudes que todos los seres humanos tenemos.


Tampoco podemos dejar por un lado lo lindo que fueron las convivencias que se daban en nuestra clase, en nuestra cancha, los balones, conos y demás material que nos servía para realizar nuestras prácticas. Han pasado algunos meses y es agradable recordar todas aquellas vivencias que juntos pasamos en nuestra segunda casa SCL.

"Recordar es vivir"

Actualmente tratamos de crear autonomía en los estudiantes con relación a ejercitarse y llevar un estilo de vida más saludable. Incorporando tareas motrices, físicas, deportivas, y de alimentación e higiene a su rutina diaria, porque la parte cinestésica es la que en estos momentos ayuda a los estudiantes a despejar su mente, a superar el confinamiento que se está viviendo.

Como docente he tenido la obligación de buscar más estrategias y recursos para que el aprendizaje no se detenga y siga fluyendo en casa. Cada video y cada palabra que le dedico a mis estudiantes trato de darles todo el ánimo, actitud y motivación para que ellos puedan realizar sus tareas con pasión y buena voluntad.


Solamente podemos decir que esta pandemia nos ha dado una gran lección. Hay que disfrutar la vida en todo momento dejando a un lado todas aquellas malas actitudes que nos impiden hacerlo ya que nos dimos cuenta que la vida puede cambiar en cualquier momento para bien o para mal. Disfrutemos de la vida sea como sea las circunstancias, aprendamos a cuidar lo que nos rodea, naturaleza, ambiente, nuestras familias y amigos que al final de la vida sola la satisfacción de hacer lo correcto en todo momento queda plasmado en las mentes de las personas.