¡Juntos lo lograremos!



La situación se nos presentó sin previo aviso, nos vimos en la necesidad de cambiar el formato de nuestras clases a un formato virtual. Nos reunimos con el grupo directivo para planificar cuál sería el plan de trabajo en los días venideros con el fin de lograr aprendizajes significativos aún en la distancia. Organizamos al equipo docente y realizamos horarios de adaptación para no recargar a los alumnos y tomar en cuenta las diferentes situaciones que se podían presentar en los hogares.

Desde un inicio sabíamos que la plataforma sería nuestro gran aliado. Los alumnos conocían la plataforma del colegio y eso hizo más fácil el aprendizaje a distancia. Nos adaptamos lo más rápido que pudimos. A lo largo de estos meses todo nuestro equipo ha crecido tanto personal como profesionalmente. Después de tres meses nos preparamos para iniciar nuestro tercer periodo de clases.


Este proceso no ha sido fácil, pero con el apoyo de toda nuestra comunidad educativa nos hemos adaptado poco a poco a esta nueva estructura de aprendizaje. Durante estos meses hemos mantenido reuniones diarias con el equipo directivo para explorar y proponer las mejores soluciones a los problemas que se nos presenta día tras días. Los temas de conversación diario son el seguimiento diario de alumnos, organización de metodologías, competencias claves que se deben alcanzar, tipos de evaluaciones a utilizar entre otros.